Uso de cookies Utilizamos cookies para mejorar su navegación y prestar un mejor servicio, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Relájate, hazte rico y sé feliz. ¿Funciona el marketing tranquilo?

Inicio / Email marketing / Relájate, hazte rico y sé feliz. ¿Funciona el marketing tranquilo?

Relájate, hazte rico y sé feliz. ¿Funciona el marketing tranquilo?

¿Por qué necesitamos una revolución en el marketing? Porque ahora mismo incomoda a todos. Los CEOs porque no ven resultados, lo clientes aburridos de recibir mensajes irrelevantes y los departamentos de marketing mismos inseguros, frustrados e insatisfechos con su trabajo. ¿Puede ser el marketing tranquilo una solución a estos problemas?

El trabajo más frustrante del mundo

Los números son incómodos. Según un estudio de Adobe sólo el 48% de los responsables de marketing califica su trabajo como bueno. Sólo el 9% piensa que su trabajo funciona. Sus jefes opinan lo mismo. Por este motivo el 80% de los CEOs no confían en sus equipos de marketing a la vez que tienen mucha más confianza en otros departamentos de la empresa, como revela el estudio de Fortunaise. Los problemas se acumulan. Los clientes también están también cansados de información inútil. En 2015 vamos a gastar 540.000 millones de dólares en marketing, la mayoría de ellos para decir “compra” tan alto como sea posible sin ofrecer ningún beneficio real.

Ofrece algo bueno

Muchos responsables de marketing hablan de su frustración, de sus sueños, de ser intermediarios en conversaciones valiosas y acabar siendo vistos por sus propios jefes como spammers e ineficientes.

Se ha habado mucho de la necesidad de rejuvenecer la disciplina del marketing en muchos foros. Una manera de rejuvenecerlo es el movimiento tranquilo que lucha por una calidad y relación con los clientes que valga la pena frente a la dictadura del consumismo.

Los italianos defienden su comida

El movimiento tranquilo (slow) empezó en Italia cuando vieron amenazada su comida tradicional por la expansión de la comida rápida. Todo empezó en 1986 cuando abrió el primer McDondald’s en el centro histórico de Roma. Carlo Petrini no podía aguantarlo y creó “Slow Food” una organización que hoy cuenta con 80.000 miembros.

Su principal reivindicación es la oposición contra la cultura de lo rápido en la que la calidad se sacrifica en aras de obtener más y más beneficios. El movimiento tranquilo empezó a crecer y a cambiar otros ámbitos de la vida. Nos gusta viajar tranquilos, ser padres tranquilos e incluso invertir tranquilos y por qué no, el marketing tranquilo.

Primera razón. Aburrido de las prisas constantes

Gente como Carolyn Tate, Tea Silvestre y Tad Hargrave hablan de la necesidad de un cambio. Tate dice que “parece que está gritando el uno al otro para llevarse una parte de la menguante cartera del consumidor”. ¿Dónde está el espacio para el valor y para mejorar la vida del consumidor?

It-feels-like-everyone-is-just-shouting-300x300

Los responsables de marketing son observadores críticos de la realidad que les rodea y se quejan. Lisa Nirell hablando sobre el marketing con sentido comenta que los responsables de marketing deben desarrollar un espacio para la creación y comunicación para ellos mismos sino quieren ser reducidos a meros despachadores de un McAuto. ¿Queremos ser un fast food global en el que sólo cuenta preparar las cosas rápido, baratas, mediocres y nocivas a largo plazo?

Segunda razón. Repuesta de los clientes

Los clientes no reaccionan positivamente a comunicaciones masivas y agresivas. La investigación demuestra que los consumidores prefieren mensajes personalizados. Saben que sus datos se recogen pero los comparten de buen grado con las compañías en las que confían ya que reciben un mejor trato como contrapartida. De alguna manera nos están diciendo “aquí tienes toda la información que necesitas conocer sobre mí, pero ahora haz un bueno uso de ella y ahórrame recibir cosas que no me interesen”.

Razón 3. Nuevo tipo de negocio

La tercera razón por la que necesitamos un nuevo tipo de marketing es por el surgimiento de nuevos negocios: iniciativas locales con nuevos valores como restaurantes vegetarianos, escuelas de auto-desarrollo o cooperativas de alimentos. Todas estas empresas necesitan marketing pero no pueden ir al modelo tradicional de “café para todos”. Si compraran una lista de emails y empezaran a mandar mensajes masivos de forma indiscriminada echarían a perder su credibilidad. Estos negocios deben comunicar su oferta pero de forma sutil, lo que Tad Hargrave llama “marketing para hippies”. Aportar valor y desarrollar las relaciones.

Fast Marketing Slow Marketing (tranquilo)
Beneficio Valor
Transacción Relación
Miedo Comodidad, sensación de seguridad
Estar allí, centrándose en el futuro o en el pasado Estar aquí y ahora
Consumismo ciego Conciencia y consciente
Perspectiva corto placista Perspectiva de largo plazo y paciente

¡No me asustes!

Según el equipo de Slow Marketing el marketing contemporáneo se centra en el miedo y en crear una sensación de falta de producto. En definitiva “Sólo ahora” significa “La oferta termina pronto y si no te acoges a ella ahora te vas a perder algo”. Creamos la sensación de que no tenemos suficientes cosas por lo que hay que apresurarles a que las compren. Todos sentimos eso y experimentamos la sensación llamada FOMO (Fear Of Missing Out) que causa una neurosis leve.

El miedo no puede ser la base de una relación duradera. La comodidad y la sensación de seguridad sí. Construir una relación lleva tiempo y tanto tú como tu cliente debéis sentiros relajados y seguros durante el proceso.

Sé una tortuga, no una liebre

A los seguidores del marketing tranquilo les gusta contar la fábula de la tortuga y la liebre. La liebre está tan segura de su superioridad porque es mucho más rápida que la tortuga que se echa una siesta justo antes de cruzar la línea de meta. Por otra parte la tortuga es tenaz, constante y voluntariosa y consigue ganar gracias a ello. Con paso lento pero constante consigue llegar a la meta ante la mirada de la liebre que se había quedado dormida.

La moraleja es que construir relaciones con los clientes es un proceso largo. La constancia, perseverancia y paciencia decidirán tu éxito.

Acercamiento individual

 Para poder dar un trato personal tenemos que esperar a conocer a nuestro cliente. Si no le conoces personalmente puedes analizar su lenguaje corporal digital mediante el uso del marketing automation.

Lo que importa para el marketing tranquilo es la fidelidad, evitar compras impulsivas y potenciar las compras con las que el cliente se siente bien (dinero bien gastado) y que llevan a más compras.

Construir las relaciones con Lead Nurturing

Una gran idea para construir relaciones de larga duración es el uso del Lead Nurturing, especialmente si el programa está bien construido, por ejemplo, siguiendo las directrices de la pirámide de Alan Weiss evitando errores como empujar a los contactos hacia la venta demasiado rápido u olvidar la posibilidad de reciclar los contactos que aún no están listos para la compra.

weiss

Pirámide de Alan Weiss

De esta manera no acosas a tu cliente con mensajes agresivos e irrelevantes vendiéndoles productos que aún no están preparados para comprar. Por el contrario iniciamos un proceso de diálogo.

El ciclo del marketing consciente según Carolyn Tate nos muestra cómo enfocar el proceso en las diferentes etapas:

tate

Resumen:

El mundo moderno cambia y la forma de hacer marketing también. Cada vez hay más competencia, las empresas que sean capaces de establecer procesos de comunicación relevantes para cada contacto de forma personalizada centrándose en la aportación de valor conseguiremos desarrollar un negocio sólido, con clientes satisfechos que nos premiarán con su fidelidad.

Si quieres ver una demostración online de la herramienta puedes solicitar gratis un webinar rellenando el formulario siguiente:

Recent Posts

Deja un comentario

recupera a tu clientelead nurturing